Estanterías colgantes, ¡hazte con una ya!

Las estanterías son un elemento esencial de nuestro hogar. Nos permiten guardar y ordenar todos nuestros libros y objetos decorativos, haciéndolos más vistosos y organizados. Pero no solo eso. Ahora las propias estanterías se vuelven decorativas en sí mismas, gracias a un modelo de estantes colgantes que, aunque poco usual, son de lo más original. Nadie dijo que la practicidad y el diseño estuvieran reñidos, ¿verdad?

estanterías colgantes

estanterías colgantes

Las estanterías colgantes se pueden hacer con muchos materiales, pero la cuerda y la madera son los más utilizados. El mecanismo es sencillo, basta con sostener el tablón con cuerdas para colgarlo de la pared, con resultados tan elegantes y minimalistas como estos.

estanterías colgantes

Incluso las esquinas, unas de las zonas más complicadas de decorar de la casa, se benefician de esta tendencia handmade que aporta un toque de originalidad, creatividad y desenfado a cualquier habitación.

estanterías colgantes

estanterías colgantes

Si prefieres darle un toque más sofisticado y masculino, puedes sustituir las cuerdas por tiras de cuero o piel, que crean un efecto vintage mucho más elegante. Engánchalas a la pared con chinchetas doradas para lograr un efecto muy old school.

estanterías colgantes

Rompe con la monotonía y añade un toque moderno con tiras de colores llamativos, que combinen con tu decoración. Y si te atreves, siempre puedes decorarlas con estampados, líneas o ilustraciones.

estanterías colgantes

estanterías colgantes

No es necesario reducir las posibilidades a solo un estante o tablón. Una vez hemos colado el primero, podemos continuar con varios pisos, atravesando la cuerda por cada uno de ellos y evitando su desplazamiento con nudos y topes.

estanterías colgantes

estanterías colgantes

Una vez hemos colgado nuestras estanterías, el límite de lo que podemos hacer lo pone nuestra imaginación. Mesas de comedor, bancos de estilo columpio, maceteros y hasta mesillas, que dan un toque rústico y bohemio al dormitorio.

estanterías colgantesHasta los materiales más chic y de calidad, como el mármol o el metal, pueden convertirse en mesillas colgantes, siempre y cuando aseguremos su sujeción y escojamos el espacio perfecto para ellos.

estanterías colgantes

estanterías colgantes

También se pueden colgar del techo otros sistemas alternativos y más creativos de almacenaje, como bandejas o incluso cuencos y recipientes en los que colocar plantas, flores o las llaves. Ni siquiera hace falta pegarlas a las paredes, puedes colgarlo en mitad del salón para separar espacios y crear dinamismo.

estanterías colgantes

Si prefieres esconder tus pertenencias y que no estén a la vista con armarios o cajones, esta será sin duda tu opción ideal. Cuelga del techo o de la pared archivadores o estanterías cubiertas como estas, no habrá un hogar más original.

Con esta nueva tendencia deco se acabó lo de tener que agujerear la pared y llamar al carpintero para colocar las estanterías. Ahora puedes hacerlo tú mismo, colgándolas de la forma más antigua que existe: con cuerdas de las de toda la vida.

Imágenes | Clicando en cada imagen podréis acceder a su fuente.
Foto de cabecera| Espacio Hogar.