10 espacios nórdicos de matrícula

Los espacios nórdicos son una de las tendencias en decoración y hogar que más triunfan en los últimos años, gracias a su simpleza, iluminación y belleza. Sus principales características son los colores neutros, el amor por el blanco y la madera, la decoración minimal y las toneladas de luz natural que protagonizan estos espacios. ¿Necesitas más ideas? Aquí te traemos la mejor inspiración para crear tus propios espacios nórdicos, ¡adoramos el norte! Espacios nórdicosLa decoración que caracteriza a los espacios nórdicos es limpia y práctica, sin apenas adornos con carácter meramente decorativo o que carguen la visión del conjunto general de la habitación. ¡Colores neutros como el gris alpino, el blanco nuclear o el negro son todo lo que necesitas! Espacios nórdicos La belleza de estos espacios nórdicos radica en la simpleza de sus elementos, con paredes prácticamente vacías, colores muy limpios y mezcla de texturas, como el mármol, la lana y la madera. ¡Atrévete con los cuadros e ilustraciones más básicos y sencillos! Espacios nórdicosLas oficinas de estilo nórdico son las mejores a la hora de concentrarse y encontrar la creatividad: figuras geométricas, elementos básicos y muchísima luz para aumentar las ganas de ponerse a trabajar. En un espacio nórdico como este tu productividad se multiplicará por cien, ¡comprobado!

Espacios nórdicos Los espacios están libres de excesos y en absoluto sobrecargados. Los detalles geométricos no se escapan de estos espacios nórdicos, cuya máxima es el orden más minimalista y la búsqueda de una armonía entre decoración y usabilidad. ¿Quieres pintar una pared con estampados? No te cortes, pero combínala con muebles básicos en blanco y negro

Espacios nórdicosEsta habitación refleja a la perfección la filosofía de los espacios nórdicos, concretamente los noruegos, los más prácticos de todos. Blanco, madera y toneladas de luz. ¡Ah! Y que no falte el explotar al máximo todo nuestro entorno con algo tan útil y original como una pared completa de corcho para colgar todo aquello que debemos recordar.

Espacios nórdicos

La máxima de los espacios nórdicos es conseguir una neutralidad total del espacio, maximizando el uso del blanco para aumentar la presencia de la luz como vemos en esta cocina. En contra de lo comúnmente entendido con respecto a los adornos, el estilo nórdico si permite incorporarlos, siempre y cuando sean naturales, como velas o plantas. Suelos de madera y ¡voilà!, una cocina nórdica de lo más apetecible, ladrillos pintados incluidos.

Espacios nórdicos

Esta habitación es el reflejo perfecto de cómo debería ser un espacio nórdico de tipo finlandés, en el que todo resulta recto y funcional y la comodidad y simplicidad priman sobre la belleza. Tonos neutros, adornos de lo más funcionales, como un reloj o una bicicleta, tarima flotante de madera y plantas. Tip importante, añade mantas sobre las butacas para contrarrestar el efecto frío en invierno.

Espacios nórdicos

Sin embargo, si te gusta la luz y la belleza de los espacios nórdicos pero echas de menos un toque acogedor, siempre puedes optar por la variante sueca, mucho más romántica y comfy. Luces artificiales en su formato más chic, como chandeliers o guirnaldas; cojines y butacones llenos de mantas peludas que invitan a pasar la tarde del domingo e incluso una chimenea. ¡No renuncies al calor de tu hogar!

Espacios nórdicos

Una de las principales características de los muebles de estilo nórdico es que están conformados por modulares que se pueden organizar y distribuir en función de los gustos y necesidades.

Espacios nórdicos

Hasta las habitaciones infantiles se pueden adaptar a este tipo de decoración minimalista, siempre recordando que la funcionalidad se orienta a un niño y no a un adulto. Este es el espacio nórdico infantil perfecto: luz natural, mucho sitio para jugar, muebles fáciles de usar y juguetes básicos en madera, ¡al final los básicos son siempre los más divertidos!

Imágenes | Clicando en cada imagen podréis acceder a su fuente.
Foto de cabecera| Glamour Narcótico.