Ropa de cama oscura: guía de uso

Tradicionalmente, todos tendemos a escoger la ropa de cama y demás textiles del dormitorio en tonos claros y frescos, porque suelen ser garantía de éxito. Las sábanas blancas aseguran la luz en la habitación, dan una sensación de mayor espacio y de limpieza. Por esa razón solemos escapar de la ropa de cama oscura, por miedo a que cree encoja visualmente la estancia o no combine con paredes y resto de muebles. ¿Estás pensando en arriesgarte y probarla? Aquí te contamos cinco secretos para que la ropa de cama oscura no te de pesadillas decorativas.

ropa de cama oscura

ropa de cama oscuraLa ropa de cama oscura puede encoger muchísimo un dormitorio, sobre todo si no hay mucha luz y los techos son bajos. Por eso, la primera clave para utilizarla con éxito es lograr el equilibrio entre las sábanas y el resto de la estancia. ¿Quieres que tu cama sea oscura? Deja el resto de la habitación en blanco nuclear, como dicta el estilo nórdico decorativo. Si el blanco y negro te resulta demasiado aséptico, siempre puedes incorporar madera o ropa de cama oscura en otros colores, como gris o azul marino.

ropa de cama oscura

ropa de cama oscura

Otra fórmula muy sencilla y eficaz de incorporar ropa de cama oscura sin miedo en nuestro dormitorio es combinando diferentes juegos de sábanas o incluyendo elementos más claros, como mantas, cojines o el cabecero de la cama. Trata de hacerlo en la misma escala de color, con negros, grises y blancos. Las diferentes texturas, como mantas de lana o de pelo, también funcionan muy bien.  De esta forma rebajas el efecto de los tonos oscuros y no pierdes luminosidad.

ropa de cama oscuraropa de cama oscuraSi quieres combinar diferente ropa de cama oscura pero no quieres renunciar al color y a la personalidad, sustituye el ejemplo anterior en la misma escala de colores por juegos de sábanas con tonalidades llamativas y vibrantes. De esta forma la cama se convertirá en la protagonista del dormitorio, por muy oscura que sea. No es necesario que todos los textiles sean oscuros, basta con incorporar una colcha o edredón más apagados para comenzar.

ropa de cama oscura

ropa de cama oscuraLa ropa de cama oscura no tiene porqué ser lisa. De hecho, nuestra recomendación es que para empezar se incluya con estampados e ilustraciones, de forma que el choque de colores no sea tan agresivo. De esa forma se pueden buscar sábanas cuyos dibujos combinen con los muebles o paredes, creando un nexo de unión entre todo el conjunto decorativo de la habitación para que se oscurezca tanto. Esta es la forma perfecta de iniciarse en el universo deco de las sábanas oscuras sin lanzarse de cabeza a la piscina.

ropa de cama oscura

ropa de cama oscuraSi prefieres incluir ropa de cama oscura con todas las consecuencias, sin miedo a que parezca más pequeña o a que la habitación se vuelva muy oscura, te recomendamos un estilo muy masculino con madera natural y tonos marrones que hagan toda una declaración de intenciones deco. Una habitación pequeña y oscura no tiene nada de malo, sobre todo en estos meses de otoño e invierno que piden a gritos estancias acogedoras y mucho más íntimas. ¿Y tú? ¿Te atreverás con sábanas negras?

Imágenes | Clicando en cada imagen podréis acceder a su fuente.
Foto de cabecera| Archilovers.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.