10 maneras de decorar un árbol de Navidad clásico

Estos últimos años se han puesto de moda los árboles de Navidad minimalistas, de estilo escandinavo o con una decoración DIY muy sorprendente. Parecía que ya no molaba tener en el salón el clásico abeto cargado de bolas, lazos y espumillón que ha marcado nuestra infancia, y que lo que ahora estaba de moda era tener un árbol de Navidad hecho de tablones de palet, de ramas salvajes o de tapices de macramé.

Pero los últimos movimientos en Instagram indican que los árboles de Navidad de estilo tradicional están de vuelta en nuestros hogares esta temporada, y que no tienes que pedir disculpas si a ti lo que te va es el típico árbol de Navidad clásico. Porque, entre otras cosas, hay maneras de ser original incluso apostando por un abeto de este estilo.

Nosotros nos hemos sumergido en Pinterest para dar caza a diferentes propuestas para decorar un árbol de Navidad clásico de una manera original, diferenciadora y al mismo tiempo elegante y atemporal. ¿Te vienes a inspirarte con nosotros?

foto-1-OK

Una combinación clásica siempre ganadora: combinar el abeto con otro elemento natural, como las piñas. El toque invernal se lo dan los copos de nieve y las bolas de color blanco, y la calidez global se consigue gracias a las luces en forma de bellota. Una combinación navideña muy armónica y fácil de conseguir.

foto-3-OK

Si te encanta la propuesta anterior pero también te gustan los árboles de Navidad más llenos de adornos, esta idea es para ti. Aquí las piñas son más abundantes y las bolas  presentan varios tamaños, pareciendo perlas dispuestas sobre el árbol. El toque unificador lo consigue la cinta cobriza estratégicamente colocada para pasar casi desapercibida.

foto-4-OK

Un precioso árbol de Navidad clásico que combina adornos blancos y marrones con elementos rojos muy festivos. En esta propuesta se dan cita bolas blancas mate y bolas rojas brillantes; animales, piñas, estrellas y copos de nieve blancos; corazones en cartón kraft; y rodajas de madera “tapizadas” en tela con estampado escocés. ¡Una idea preciosa!

foto-2-OK

Una manera estupenda de ser original aun apostando por un árbol de Navidad clásico es realizar alguna variación en los adornos. Estos pequeños abetos colgantes hechos con láminas de fieltro en tonos blancos nos parecen una buenísima idea decorativa para las propuestas navideñas más tradicionales.

foto-5-OK

La cinta de Navidad es uno de esos adornos clásicos que nos encantan. En su día vino a sustituir los cegadores brillos del espumillón, y lo cierto es que al final ha conseguido hacerse un hueco. Úsala como usarías el espumillón de toda la vida: rodeando el árbol y sin abusar demasiado del resto de adornos.

foto-6-OKOK

Una de las propuestas más originales que hemos visto para decorar un árbol de Navidad clásico. Nos encanta la idea de sustituir las rodajas de madera por rodajas de naranja, ya que además de aportar un punto de color, perfuman toda la casa. Atención a cómo en este caso la cinta de Navidad se sustituye por guirnaldas de bolas rojas y blancas, con un efecto mucho más moderno.

foto-7-OK

La idea de adornar el árbol de Navidad exclusivamente con accesorios blancos es muy resultona y totalmente en línea con la época. Además te permite decidir el grado de romanticismo que le pones a los adornos: pueden ser más sobrios –bolas mate, piñas blancas, copos de nieve sencillos– o más festivos –superficies brillantes o irisadas, grandes lazos, copos de nieve y estrellas con strass– según tu gusto personal.

foto-8-OK

Una idea chulísima para decorar un árbol de Navidad clásico sin romperte mucho la cabeza. Aquí los adornos consisten básicamente en copos de nieve kraft y fragmentos de guirnaldas de bolas rojas y blancas colgando verticalmente. Pero el resultado no podría ser más perfecto: un abeto navideño al que sencillamente no le sobra ni le falta de nada.

foto-9-OK

Y aquí una idea fácil a más no poder y con un ligero sabor ochentero. Si tienes la suerte de tener un jardín en el que crezca un abeto y vivir en una zona en la que nieve, ya tienes la mitad de la decoración del árbol hecha. Añádele simplemente bolas brillantes de colores y tendrás un árbol de Navidad clásico en toda regla.

foto-10-OK

Y para terminar, una manera de apostar por un árbol de Navidad clásico variando la paleta de color. En esta ocasión se apuesta por el dorado como color protagonista, con acentos naranjas, blancos y plateados que completan la propuesta y la convierten en la encarnación misma del lujo navideño.

¿Qué te han aparecido estas 10 maneras de decorar un árbol de Navidad clásico? ¿Cuál ha sido tu favorita? ¿Te animas a apostar por alguna de ellas? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Imágenes | Haciendo clic en cada imagen podrás acceder a su fuente.

Foto de portada | Mujer Hoy.