Vidrio texturizado, una tendencia que te interesa fichar

De un tiempo a esta parte se está poniendo de moda el vidrio texturizado. ¿No sabes qué es? Se trata de un tipo de vidrio que, a diferencia del clásico vidrio de ventanas o puertas, no es liso y transparente, sino que es translúcido y muestra un cierto relieve cuyo dibujo exacto puede variar.

Se está convirtiendo en una alternativa muy interesante al vidrio transparente de toda la vida, tanto en puertas como en ventanas y mobiliario. Y hoy vamos a mostrarte sus beneficios y un montón de maneras para aplicarlo a tu decoración.

¿Qué ventajas presenta el vidrio texturizado?

Aparte de aportar un inconfundible puntito retro allí donde lo apliques, el vidrio texturizado presenta una serie de ventajas la mar de interesantes:

  • Te permite ocultar sin ocultar: lo que hay detrás del vidrio se intuye pero no se ve claramente. Es una manera de ganar intimidad sin renunciar a la ligereza de un vidrio y sin caer en la pesada opacidad de una puerta.
  • Te permite crear alucinantes juegos con la luz: si el diseño de la textura del vidrio es acertado y se escoge en consonancia con la luz que recibe el hogar, pueden llegar a crearse verdaderas experiencias luminosas gracias a este material.
  • Aporta dinamismo a las puertas y ventanas de vidrio: con el vidrio texturizado, logramos que el vidrio deje de ser “inexistente” para la percepción y pase a tener un papel activo en la decoración.

¿Cómo aplicar el vidrio texturizado en la decoración?

A continuación te proponemos unas cuantas maneras para integrar este fantástico material en tu casa. Ficha bien esta tendencia porque este año la vamos a ver cada vez más.

foto-1-OK

foto-7-OK

foto-8-OK

En estos ejemplos se aprecia perfectamente el juego de ocultación que permite el vidrio texturizado. También se observa cómo este tipo de vidrio dinamiza enormemente y pone en el punto de mira un elemento –la puerta– que generalmente no tiene un papel relevante y pasa desapercibido.

foto-9-OK

Mira qué interesantes resultan estas puertas que combinan vidrio texturizado con vidrio normal. Ocultan lo que tienen que ocultar y dejan a la vista lo que interesa.

foto-3-OK

Este tipo de vidrio es muy frecuente en vidrieras más elaboradas, especialmente las que combinan diferentes dibujos con colores llamativos. En este caso se obtiene un efecto retro que en según qué decoraciones puede resultar muy interesante.

foto-2-OK

foto-4-OK

Aquí una impresionante muestra del efecto visual de un vidrio texturizado bien conjugado con la luz exterior. Vemos cómo ésta cae sobre el interior de una manera absolutamente sorprendente. ¡Una genialidad!

foto-6-OKOK

foto-11-OK

También vamos a ver mucho este tipo de vidrio en mobiliarios de almacenaje, sobre todo en aparadores y armarios de cocina. Su cualidad semitransparente deja entrever lo que se guarda dentro sin que quede totalmente a la vista. Es un material ideal para “velar” ligeramente el contenido del mueble, sin apelmazar el conjunto.

foto-10-OK

foto-12-OK

Y ya de manera más atrevida, el vidrio texturizado se va a volver a utilizar en objetos decorativos. De momento se está viendo bastante en lámparas y apliques, en una propuesta que recuerda a elementos de iluminación de otro tiempo. Pero con el diseño adecuado y acompañándolo de elementos actuales, el resultado puede ser realmente moderno. ¿Te animas?

Y a ti, ¿te ha convencido el vidrio texturizado? ¿Vas a empezar a planteártelo como una opción a utilizar en tu decoración? Cuéntanos tus impresiones en los comentarios.

Imágenes | Haciendo clic en cada imagen podrás acceder a su fuente.
Foto de cabecera | Kakao.