Tutorial DIY: cómo transferir una foto a un lienzo

El tutorial DIY que os traemos hoy es de esos que os va a sorprender por lo sencillo que es y lo bonito que queda, especialmente si os gustan los acabados vintage o envejecidos en vuestros muebles y accesorios de decoración. Se trata de una técnica que nos va a permitir transferir una foto a un lienzo, para que podamos utilizar nuestras imágenes preferidas para decorar nuestra casa con encanto. Al tratarse de una técnica artesanal, la imagen final presenta un acabado imperfecto y envejecido, detalle que le otorga al lienzo un aire único e intransferible que a nosotros nos encanta.

tutorial_diy_transferir_foto_lienzo_1

Este tutorial DIY procede del blog A Beautiful Mess, el blog de estilo de vida femenino centrado en lo casero y lo artesanal de las hermanas Elsie y Emma Chapman. En este fantástico blog encontraréis un montón de tutoriales DIY, propuestas de estilo y outfits, recetas, ideas y recomendaciones fotográficas y decorativas, y mucho más, así que si aún no lo seguís no dudéis en hacerlo. Por cierto, podéis encontrar el tutorial original en inglés aquí y un segundo post en el que las hermanas responden a dudas y preguntas de los usuarios que han intentado hacer el tutorial aquí. Todas las imágenes utilizadas en este post pertenecen a The Beautiful Mess.

tutorial_diy_transferir_foto_lienzo_4

Material

  • Lienzo firme; en el tutorial original escogen un tamaño de 8 x 10.
  • Gel de espesor medio; en el tutorial original apuestan por el Gel Medium de Liquitex.
  • Pincel de pintura de tamaño medio.
  • Un pequeño vaporizador lleno de agua.
  • La foto que queréis transferir impresa en láser sobre un papel.

Tips y aclaraciones previas

Ten en cuenta que tu imagen se transferirá invertida, como en un espejo. Puedes transferir una imagen en blanco y negro o en color; en el tutorial original la escogen en blanco y negro porque proporciona un look & feel más vintage.

Es importante que la imagen esté impresa sobre un papel de impresora normal y corriente y no sobre papel fotográfico, porque como veréis a continuación en un momento dado hay que remover ese papel del lienzo frotando con cuidado, y el papel fotográfico no permite llevar a cabo esta operación.

tutorial_diy_transferir_foto_lienzo_6

Por otro lado, el método de impresión que parece funcionar mejor para el proyecto es el láser, un método ofrecido por cualquier copistería, aunque dado el caso también podéis utilizar una impresora de inyección de tinta (Inkjet). El resultado no será tan bueno como con el láser, pero sí aceptable.

tutorial_diy_transferir_foto_lienzo_5

Pasos

Pasos 1 y 2: aplica una capa gruesa de gel sobre el lienzo, cubriéndolo completamente.

tutorial_diy_transferir_foto_lienzo_2_1Pasos 3 y 4: presiona la foto sobre el lienzo y deja que se seque durante varias horas o durante toda la noche. Una vez que la imagen ya se ha secado, humedece el papel con el vaporizador de agua.

tutorial_diy_transferir_foto_lienzo_2_2

Pasos 5 y 6: frota la superficie del papel humedecido con los dedos, empezarán a desprenderse trozos de papel. Ten cuidado al frotar, si frotas demasiado fuerte puedes arrancar sin querer la foto transferida. Sigue frotando con cuidado hasta que todo el papel se haya desprendido. Entonces aplica una última capa de gel sobre la imagen para fijarla y protegerla, y déjalo secar.

tutorial_diy_transferir_foto_lienzo_2_3

Et voilà! Al terminar deberías tener algo así entre manos: una preciosa fotografía con pequeñas imperfecciones en los bordes y en el mismo lienzo, pero perfectamente transferida y reconocible.

tutorial_diy_transferir_foto_lienzo_3¿Qué os ha parecido este bonito tutorial de A Beautiful Mess? ¿O quizá a vosotros os gustan más las técnicas que permiten envejecer muebles? Sea como sea, os dejamos proseguir con vuestra semana, para muchos la última antes de las vacaciones. ¡Que tengáis un feliz miércoles!

Imágenes | A Beautiful Mess, Fotolia.