Trend Alert Deco: puertas correderas, intimidad en poco espacio

Llevamos ya unos días repasando algunas de las trend alert decos más importantes de la temporada. Y en general todas ellas coinciden en resultar un comeback de algo que estuvo de moda hace unos 50 años más o menos. Molduras, papeles pintados, parquet en espiga, vidrios y paredes texturizados… y ahora puertas correderas.

Y es que las puertas correderas evocan al instante un inconfundible estilo 60s y 70s, y gracias a ese puntito retro consiguen hoy en día resultar súper modernas. Además nos permiten jugar con su aspecto, pudiendo optar por sus versiones opacas en madera o DM o por sus versiones translúcidas en vidrio o policarbonato texturizado.

Pero lo más destacado de las puertas correderas es que te permiten poner una puerta sin ocupar espacio, con lo que son ideales para casas pequeñas o para lugares donde no quieras comerte centímetros de suelo sólo por albergar una puerta.

En el post de hoy te proponemos diferentes opciones para incorporar puertas correderas a tu hogar, todas ellas totalmente en tendencia pero apostando por estilos muy diferentes. ¡Ficha estas ideas!

foto-1-OK

foto-6-OK

foto-15-OK

Quizá una de las maneras en que más a la moda puedes aplicar las puertas correderas es la que consiste en aunar vidrio transparente con estructura metálica en color negro.

Como sabes, el negro está de moda, tanto los looks deco en total black como la presencia de negro en carpintería y grifería –algo hasta ahora reservado a los blancos y plateados. Y lo mismo sucede con las puertas correderas.

Apuesta por una estructura en cuarterones de cristal para que lo negro tenga presencia pero sin ahogar la transparencia (y ligereza) del vidrio. Es una combinación que siempre funciona, y más ahora que el negro está tan de moda.

foto-13-OK

foto-14-OK

Claro que también puedes llevar esta idea a los extremos.

Por un lado, si lo que buscas es un poco más de intimidad, este tipo de puerta es ideal para combinarla con vidrios o policarbonatos texturizados.

Al mismo tiempo, si partiendo de esta idea aligeras la estructura y aumentas la superficie tanto de la puerta como de los vidrios, obtendrás un resultado casi etéreo: en lugar de puertas correderas, tendrás separadores de espacios.

foto-2-OK

foto-7-OK

foto-9-OK

Una opción cálida que siempre funciona bien es la madera. Hazte con puertas correderas de madera maciza, si puede ser con aspecto ‘raw’ o con algún tipo de tableado o texturizado en la superficie. Al ser puertas totalmente opacas y además gruesas, maximizarás la intimidad sin perder calidad y confort.

foto-3-OK

foto-5-OK

foto-8-OK

El blanco aplicado a las puertas correderas es una idea resultona con la que obtendrás un resultado clásico y poco estridente. Si no quieres que tus puertas correderas sean las protagonistas de la estancia, apuesta por este color y conseguirás que prácticamente se evaporen, sirviendo casi exclusivamente para separar espacios.

foto-4-OK

foto-10-OK

foto-11-OK

foto-12-OK

Otra opción interesante, especialmente si buscas puertas correderas diferentes y que atrapen todas las miradas, es apostar por puertas correderas tipo granero, con las guías a la vista y tablones cruzados sobre la puerta, o bien por puertas de madera con acabado muy envejecido. Este detalle será suficiente para darle a tu decoración un aire vintage o rústico inconfundible.

Y a ti, ¿qué te ha parecido la tendencia de las puertas correderas? ¿Tienes puertas correderas en tu casa? ¿De qué estilo son? Cuéntanos lo que piensas de ellas en los comentarios.

Imágenes | Haz clic en cada imagen para acceder a su fuente original.

Portada | Nuevo Estilo.