Paredes texturizadas: ¡hay vida más allá del gotelé!

Es posible que la idea de texturizar tus paredes te parezca una cosa de otro tiempo. Probablemente te venga la mente el aspecto del gotelé de casa de tus abuelos o de tus padres y te dé un respingo en el peor sentido de la palabra.

Lo que quizá no sabes es que hay maneras de conseguir paredes texturizadas que van más allá del gotelé (y quedan mucho mejor). Hoy te proponemos 10 ideas para obtener un efecto texturizado en la pared con un resultado súper moderno y elegante. ¡Créetelo!

foto-1-OK

Una de las maneras de texturizar paredes más sencillas, accesibles y de moda ahora mismo es darles un efecto rascado. La técnica consiste en pintar la pared de un color, y luego darle otra capa de otro color y rascar la capa superior para que poco a poco aparezca el color contrastado de la inferior. ¿El resultado? Un aspecto neo-industrial muy interesante.

foto-2-OK

Aquí la textura se consigue mediante la técnica de pintado empleada. No hay volumen físico en la pared, no hay textura palpable; lo que hay es un efecto visual que hace que la pared sea mucho más dinámica que si fuera lisa. Es una de las alternativas de más fácil vuelta atrás en caso de que no tengas muy claro lo de tener paredes texturizadas en casa.

foto-3-OK

Está propuesta demuestra que equiparar la idea de paredes texturizadas a gotelé está totalmente desfasada. Aquí se consigue dar textura y volumen a una pared lisa incorporando un texturizado que imita la piel del cocodrilo. Este efecto puede conseguirse fácilmente con un papel pintado con un texturizado de calidad.

foto-4-OK

Una fórmula bastante raw y a grosso modo de dar textura a las paredes es hacer visible el material del que están hechas. En este caso, se trata de piedras de gran tamaño en una pared de estilo rústico. Déjalas a la vista y, si quieres modernizar el resultado, dales un par de capas de pintura blanca, un truco que domestica rápidamente su aspecto.

foto-5-OK

Misma filosofía, otra versión. En este caso, el protagonista es el ladrillo visto, que se deja al natural para proporcionar un acabado más industrial o rústico, dependiendo del estilo del resto de la casa o local. La del ladrillo visto es, de hecho, una de las tendencias que más se está viendo los últimos años, tanto en su versión “a pelo” como en su versión pintada.

foto-6-OK

En esta imagen se conjuga la técnica del esponjado –que hemos visto más arriba– con el grabado de un patrón geométrico en la pared. En este caso, se ha dibujado un pattern de formas mediante hendiduras recubiertas de un color contrastado, como el cobre. El resultado no podría gustarnos más: ¡la textura perfecta para no aburrir nada de nada!

foto-7-OK

Aquí una ideaza para amantes de la madera. Si tienes claro que quieres incorporarla a lo grande en tu casa, ¿por qué no aplicarla en las paredes? Del mismo modo que forras el suelo con parquet, puedes forrar tus paredes con placas de madera o bambú que muestren algún patrón sencillo y que le otorguen protagonismo a tus paredes.

foto-8-OK

Una versión de ladrillo visto que conjuga la vertiente raw con la vertiente pintada. En este mix se consigue un efecto interesante a medio camino entre lo industrial y la versión moderna de la tendencia. Dile sí a ese puntito decadente y compénsalo con mobiliario súper nuevo como la imagen.

foto-9-OK

Una manera muy típica de obtener paredes texturizadas sin darle muchas vueltas al asunto es utilizar baldosas o azulejos. ¿El secreto? Escoger un patrón o dibujo original que dé juego y que, aunque no le dé volumen físico a tu pared, proporcione un look & feel dinámico e impactante.

foto-10-OK

Y para terminar, la versión ladrillo visto pintado de blanco. Esta tendencia está al alza desde hace un par de años, y lo mejor es que te permite aplicarla sólo a una o dos paredes de la casa. Además, hoy en día existen papeles pintados bastante logrados que simulan esta textura, con lo que podrás ir a la moda ahorrándote un buen pellizco.

Como ves, la idea de paredes texturizadas supera con creces la idea de gotelé. Si quieres darle un meneo a tus paredes y que no se vean tan lisas, apuesta sin dudarlo por una de estas ideas. ¡Verás qué buen resultado!

Imágenes | Haciendo click en cada imagen podrás acceder a su fuente.
Foto de portada | Pinterest.