Murales botánicos: una manera diferente de decorar con plantas

Desde la irrupción de la tendencia tropical hace ya unas cuantas temporadas, no hemos dejado de ver los motivos vegetales en decoración. Las plantas están de moda, y decorar con ellas es una manera de demostrar que eres consciente de las tendencias. Pero no todo se limita al jungle look o a decorar con plantas vivas. Es posible decorar con plantas de una manera diferente con un recurso súper interesante: los murales botánicos.

Se trata de composiciones de cuadros en los que el motivo principal son las plantas y las hojas. Uno de los tipos de murales botánicos más interesantes es el que aboga por una estética vintage, casi darwiniana, evocando los álbumes botánicos de científicos y estudiosos del siglo XIX. Pero también puedes aplicar esta idea en clave moderna o black & white. ¡Hay muchas formas de unirse a ella! Hoy te descubrimos unas cuantas.

foto-1-OK

Mira qué preciosidad de mural botánico en blanco y negro, ¡más minimalista imposible! En él se repiten los mismos patrones de planta en positivo y en negativo. El mural queda ligado al resto de la decoración a través de los muebles que lo acompañan.

foto-2-OK

Una idea a todo color refrescante y primaveral como pocas. Ya sabes que las acuarelas están de moda, así que… ¿por qué no aplicarlas a tus murales botánicos? Llena de color tus plantas de pared acompañándolas de ilustraciones de frutas e insectos divertidos.

foto-3-OK

Los marcos moebius –transparentes– con plantas y hojas de verdad son una de las tendencias más arrolladoras de los dos últimos años. Te los mostramos aquí, y hoy te los volvemos a mostrar en esta propuesta de mural botánico sobre una consola vintage. ¡De matrícula!

foto-4-OK

Una composición con ilustraciones de cactus en formato de cuadro secuencial es una apuesta segura y sin complicaciones. Funciona en cualquier estancia: el salón, el dormitorio, la habitación de los peques… ¡incluso en el pasillo!

foto-5-OK

En esta ecléctica propuesta, las plantas de los cuadros se confunden con las reales, y en el mural botánico también tienen cabida otras ilustraciones, como los retratos. El verde, el blanco y el negro forman una preciosa armonía cromática, y la madera aporta un toque cálido irresistible.

foto-6-OK

Otra idea estupenda usando marcos moebius, ¡esta vez colgantes! Déjalos caer delicadamente sobre un rincón seguro y, si lo deseas, acompaña las plantas y hojas enmarcadas con macetas reales en mesitas o repisas.

foto-7-OK

Una idea vintage súper interesante sobre un aparador antiguo, sólo apta para los que sufren horror vacui. Aquí se puede apreciar la estética decimonónica en todo su esplendor, con marcos envejecidos y plantas en macetas y bandejas de aire rústico.

foto-8-OK

Aquí, entre las siluetas de hojas y helechos en blanco y negro se cuelan interesantes notas de color, como el granate y el violeta –un recurso que le da dinamismo y vitalidad a la composición. Fíjate cómo se ligan esas notas de color con el tono de los muebles que acompañan al conjunto.

foto-9-OK

Un mural botánico en toda regla, que parece directamente sacado de una clase de botánica de principios del siglo XX o de un libro de ciencias de Ana de las Tejas Verdes. La estética vintage queda deliciosa reforzada con la damajuana con flores silvestres que acompaña al mural.

foto-10-OK

Y para terminar, marcos moebius de distintos tamaños colgados con cuerda de la pared o apoyados en un soporte sobre la superficie de un mueble. Sácales partido introduciendo en ellos distintos elementos, no sólo hojas sino también plumas de pájaro como en la imagen.

¿Qué te han parecido estas ideas para decorar con murales botánicos? ¿Te animas a crear un mural botánico completo en tu casa? ¿Por qué propuesta te decantas más? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Imágenes | Haciendo clic en cada imagen podrás acceder a su fuente.
Foto de portada | Hadley Court.