Ideas para decorar con cajas recicladas

Las cajas son uno de esos elementos de decoración capaces de transformar un espacio. Ya sean cajas de mimbre, cajas de madera, arcones o cajas recicladas, con ellas puedes crear atmósferas muy concretas. Si tienen tapa, además, son un mueble de almacenaje muy práctico y funcional. Como nos gustan tanto, hoy iniciamos una serie de posts con ideas para decorar con cajas, y empezamos con tres originales propuestas para reciclar cajas y utilizarlas como muebles de salón-comedor, balcón o jardín.

1. Cajas recicladas como estanterías

Las clásicas cajas de madera para fruta son una buena materia prima para obtener unas bonitas y prácticas estanterías. Al ser cada caja una unidad independiente, podrás modular las estanterías haciéndolas tan grandes o tan pequeñas como te apetezca, obteniendo resultados realmente profesionales y sorprendentes.

cajas_recicladas_estanteria_2

También tendrás la opción de crear estanterías de pie o bien de soldar las cajas entre sí para formar un bloque y colgarlas de la pared. Si mantienes su color madera original, obtendrás acabados muy rústicos y ambientes muy acogedores.

cajas_recicladas_estanteria_5

cajas_recicladas_estanteria_4

Otra opción muy bonita es salpicar la pared de cajas, manteniéndolas a cierta distancia entre sí y dedicando cada caja-estante a una función determinada. Si las pintas a todo color, además, obtendrás resultados muy vivaces.

cajas_recicladas_estanteria_1

cajas_recicladas_estanteria_3

2. Cajas recicladas como mesas de centro

Una de las opciones más populares e indiscutiblemente resultonas a la hora de reciclar cajas es convertirlas en mesas de centro. Para ello, escoge sólo cajas de madera bien dura y de gran formato.

cajas_recicladas_mesa_centro_4

cajas_recicladas_mesa_centro_2

Las mesas de centro pueden conseguirse desmontando las cajas y aprovechando sus piezas para construir el nuevo mueble, o bien combinando varias cajas entre sí y dándole un uso distinto a cada una.

Un buen ejemplo es esta mesa de centro vista en Econotas, obtenida mediante la combinación de cuatro cajas de fruta formando un cuadrado perfecto y colocadas sobre uno de sus costados para poder aprovechar el espacio interior de la caja para almacenaje o decoración.

cajas_recicladas_mesa_centro_5

Aunque no tienes por qué resignarte al color madera original: píntalas con un color primario, de blanco o de negro para que encajen al dedillo en tu decoración.

cajas_recicladas_mesa_centro_1cajas_recicladas_mesa_centro_3

3. Cajas recicladas como maceteros

Ya lo decíamos aquí: las flores y las plantas son bonitas, revitalizan el ambiente y son perfectas para decorar esos rincones que se nos resisten o que no sabemos cómo llenar. Las cajas recicladas son una genial manera de exponer nuestras plantas y flores, tanto en el jardín o la terraza como en interiores o junto a la ventana.

cajas_recicladas_macetero_2De nuevo las cajas de madera para frutas y verduras, con su forma rectangular y sus asas laterales, son la opción más práctica y la que da mejores resultados.

cajas_recicladas_macetero_4Tampoco están nada mal las cajas de vino, más pequeñas, en las que incluso podemos llegar a acoger un pequeño huerto urbano.

cajas_recicladas_macetero_3

Y como con las mesas de centro, puedes optar por construirte un macetero a medida a partir de piezas sueltas de cajas de madera.

cajas_recicladas_macetero_1

¿Qué os parecen estas ideas para decorar con cajas recicladas? ¿Os atrevéis con alguna?

Imágenes | Malanga Hecho a Mano, Reciclamobel, Muebles de Palets, News.gr, That’s Life, Chicle y Pega, Decoesfera, Decoratrix, Facilisimo, Econotas, Decorablog.