El papel pintado vuelve, ¿le das una oportunidad?

Hay elementos decorativos que parecen de otra época. Es el caso, por ejemplo, del gotelé, el terrazo, los platos decorativos o los tapices de crochet. Sin embargo, todo suele volver y regularmente alguien tiene la buena estrella de revisitar con modernidad un elemento deco de antaño, dándole una nueva e inesperada vida. Tal es el caso del papel pintado, que hoy en día está alcanzando una nueva dimensión. ¿Te animas a darle una nueva oportunidad?

foto-1-OK

Si recuerdas, decorar con mapas fue tendencia hace un par de veranos. Aunque ahora la tendencia no es tan fuerte –ni invade todos los elementos de la vivienda–, un estampado de mapas vintage en un papel pintado sigue siendo una buenísima idea. Dale a tu dormitorio un toque muy viajero con este tipo de papel pintado back to school.

foto-2-OK

La madera vista y casi sin tratar sigue estando en tendencia, aunque ahora con algunos twists. Entre ellos, pintar algunos tablones de varios tonos del mismo color e integrarlos en paredes más que en suelos. Evita arruinarte con tablones de madera verdaderos y sigue la moda utilizando un papel pintado con estampado de madera vista.

foto-3-OK

Para los más discretos, un patrón simétrico y repetitivo en gris suave es una apuesta segura. Casi no se percibe y queda súper elegante, y pese a ello le aporta un innegable dinamismo a la pared. Combina el gris con el rosa: esta temporada sigue causando furor.

foto-4-OK

¿Te atreves a entrar con el papel pintado en el baño? Usar este material decorativo en una estancia distinta a aquellas para las que fue concebido es sin duda una idea rompedora. Y si además apuestas por un diseño original y llamativo como este acabado artístico a pincel, no habrá quien se resista.

foto-5-OK

Aunque si esta idea te resulta excesiva, también puedes probar con un patrón simétrico en gris en el baño. Te permitirá extender tu papel pintado a más superficies sin recargar la vista. Y podrás jugar al mix & match con las toallas más fácilmente.

foto-6-OK

¿Quieres resultar verdaderamente original? Pues entonces ya estás tardando en fichar esta sorprendente idea. Se trata de decorar con superficies enmarcadas de papel pintado, como si de un cuadro se tratase. Obligatorio contrastar el color del papel con el de la pared de fondo.

foto-7-OK

Todos sabemos que el mármol es una de las tendencias más fuertes de los últimos años. Lo hemos visto en mesas, cocinas, y ahora también en paredes. ¿La clave para no dejarse los ahorros en una pared así? Como con la madera vista, usar papel pintado con estampado mármol en su lugar. ¡Infalible!

foto-8-OK

Otra tendencia que lleva un par o tres de años pisando fuerte, la tendencia tropical, puede estar presente en tus paredes con la ayuda del papel pintado. Tanto si te gustan los murales barrocos como si prefieres alternativas más ligeras, este material es la solución perfecta para crear en tu hogar una pequeña selva.

foto-9-OK

Esta primavera, una de las ideas deco que más vamos a ver van a ser los textiles y superficies con estampados de acuarela. El papel pintado no será una excepción y las paredes con efecto watercolor van a proliferar seguro. Pero no te líes a pintar paredes: este efecto es pura artesanía si lo hace un pintor. Con papel pintado lo tienes mucho más fácil.

foto-10-OK

Y para terminar, una idea muy chula que entronca con la moda de las plantas y los motivos vegetales, pero que la lleva un poco más allá. Aquí dejamos de lado los estampados y los efectos de superficie para, directamente, meternos de lleno en el mundo de la imagen. ¿Cómo? Reproduciendo una imagen calmada en nuestro papel pintado. Por ejemplo, la de un bosque. Y queda que es un primor, ¿verdad?

Esperamos que estas ideas deco te inspiren a darle una oportunidad al papel pintado, porque está claro que ya no es lo que era. ¿Qué idea te gusta más? Cuéntanoslo en los comentarios.

Imágenes | Haciendo clic en cada imagen podrás acceder a su fuente.
Foto de cabecera | Fotolia.