Cómo decorar con flores sumergidas sin perder tu estilo

Cuando pensamos en la casa de nuestras abuelas, todos recordamos los mismos tópicos de decoración: ganchillo, muebles de madera oscura y popurrís de flores flotando en el agua. Sin embargo, como ya pasó con los tapetes de crochet y ganchillo, decorar con flores sumergidas puede resultar muy trendy y sofisticado, si conseguimos quitarle el aire antiguo y darle un toque moderno y personal. Ahora que llega el buen tiempo se junta lo mejor de la primavera y del verano: plantas, flores y olor a campo junto al mar, las ganas de bañarse y de ir a la playa. ¿Por qué no integrar ambos conceptos? Pues a ello vamos, ¿te animas a decorar con flores sumergidas?

Decorar con flores sumergidas

Decorar con flores sumergidas

Decorar con flores sumergidas

Si te gusta el formato clásico de centros de mesa en bodas y celebraciones, opta por mantenerlo, pero con un pequeño twist: escoge para los jarrones flores coloridas y que casen con la decoración y acompáñalas de centros de mesa con flores sumergidas del mismo color, añadiendo incluso una vela en el agua para darle un toque muy romántico y zen a la estancia. Esta es una forma fresca de decorar con flores sumergidas manteniendo tu estilo en los detalles y colores.

Decorar con flores sumergidas

Decorar con flores sumergidas

Otra opción para decorar con flores sumergidas es tomar un ramo de flores y meter bajo el agua del jarrón algunas de ellas, tapando los tallos y el fondo parcialmente. Esto da lugar a creaciones florales muy originales formadas por ramos clásicos con algunas flores que flotan y tienen movimiento. Una de las flores que mejor funciona en este tipo de decoración es el tulipán, pues se mueve de forma orgánica y la flor es tan compacta que no se estropea bajo el agua.

Decorar con flores sumergidas

Decorar con flores sumergidasUna variación muy atractiva y que está muy de moda en decoración esta temporada es utilizar flores semisumergidas, es decir, que quedan flotando sobre el agua y no bajo ella. Puedes aplicar esta técnica decorativa a muchísimos accesorios, desde botellas antiguas con camelias hasta otras opciones más rurales y románticas, como cubos de tierra, bañeras antiguas, piscinas al más puro estilo Toscana… ¡cualquier recipiente vale!

Decorar con flores sumergidas

Decorar con flores sumergidas

¿Sabías que las formas orgánicas son tendencia en decoración este año? Los platos, botellas, jarrones y vasos dejan de ser simétricos para abrazar la imperfección más artística y handmade. ¿Por qué no usar estas botellas para sumergir tus flores favoritas? Tanto si decides decorar con flores sumergidas como si quedan flotando sobre el agua, esta idea tiene mucha personalidad. Si quieres, puedes incluso plantar un nenúfar para conseguir un resultado tan minimalista y atractivo como el de la imagen superior.

Decorar con flores sumergidas

Decorar con flores sumergidas

 

Si prefieres opciones más creativas, tienes que probar a decorar con flores sumergidas en tarros. Prueba a plantar una legumbre o a cuidar algo de musgo dentro de ellos: esta idea dará a tu casa el toque verde y natural que necesita sin añadir demasiado color o destacar por encima del resto de decoración. Los cuidados son mínimos pero el resultado es digno de la mejor decoración. ¡Consejo deco! Si quieres darle un look mucho más elaborado, añade más elementos naturales como arena, piedras o incluso madera o conchas.

¿Te vas a animar a decorar con flores sumergidas este verano? Esperamos que sí. Es una idea fresca, original y muy llamativa, ¡acierto asegurado!

Imágenes | Clicando en cada imagen podréis acceder a su fuente.
Foto de cabecera| Facilisimo.